Entrenamiento funcional con el sistema TRX

Hoy os mostramos un artículo interesante que trata sobre uno de los instrumentos esenciales con los que trabajaremos. El TRX.

El entrenamiento funcional sería el más óptimo tanto para nuestro rendimiento como para nuestras actividades cotidianas. Basar nuestro entrenamiento en ejercicios multiarticulares y multiplanares sería lo mejor de cara a rendir mejor y a evitar lesiones.

El Bosu y la Fitball nos pueden ayudar en nuestros entrenamientos funcionales. Pero no son los únicos. Últimamente se está poniendo de moda el sistema TRX (entrenamiento en suspensión). Justo en el año 2004 fue lanzado oficialmente. Este sistema lo patentó Randy Hetrick, quien después de pasar 13 años en la marina estadounidense desarrolló este sistema pensado en como mantenerse en forma. Primero empezó a ser un método para rehabilitarse de las lesiones, pero pronto vió como también podía servir para mejorar nuestra condición física, fuera cual fuera nuestro estado previo.

Este método básicamente lo que hace es trabajar con el peso del cuerpo en suspensión y se practica con diferentes grados de dificultad utilizando una banda ajustable. Ideal para trabajar la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio.

En función de que posición tenga nuestro cuerpo en relación a la banda ajustable, nos costará más o menos el ejercicio que hagamos. Con solo modificar la posición del cuerpo se ajusta el nivel de resistencia, por lo que el usuario puede medir el avance en su condición física. Este tipo de material nos permite trabajar todos nuestros músculos. Además podemos entrenar casi en cualquier lugar.

De la misma forma que la fitball y el bosu lo pueden utilizar todo el mundo, el TRX también. Se parece mucho al trabajo con bandas elásticas, así que en función de la capacidad de cada uno, podremos trabajar de una forma u otra con ellas.

Ya veis que con los nuevos tiempos, el trabajo con máquinas va quedando un poco obsoleto. ¡Ojo!, no quiero decir que no sea un trabajo eficaz y que no debamos realizar, pero bien es cierto que el trabajo con máquinas no recrea situaciones reales (tanto deportivas como cotidianas).

¿Verdad que cuando nos movemos o hacemos cualquier actividad, implicamos siempre y al mismo tiempo más de una articulación y en distintos planos? Pues un entrenamiento óptimo sería el que mediante un ejercicio involucrara precisamente a más de una articulación y en distintos planos.

A los que vayáis a un gim, seguro que en la zona de calentamiento/estiramiento hay alguna fitball o bosu. Empezad a hacer ejercicios con ellos y empezaréis a notar de verdad los beneficios de los ejercicios funcionales.

Publicado por Andreu López

Lo puedes encontrar en: www.ossfitness.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s